20 de mayo de 2009

Movimiento

¿Cuántos siglos hacen falta

Para llegar a la rosa?

¿Qué desplazamientos

han tenido que hacer

los ancianos continentes?

¿Cuántas generaciones

De insectos se han extinguido?

¿Cuántos molinillos de viento

Se han arrojado al espacio?

¿Cuántas miradas furtivas?

¿Cuántas veces ha girado

El electrón sobre su núcleo?

¿Cuántas veces cruzó Marte

La noche de lado a lado?

¿Cuántas mañanas pasaron

Hasta llegar a crear

Un latido en tu pecho?

La levedad al posarse

En la tierra inmutable

De una hoja de otoño

Tan sólo el batir de alas

De una mariposa tenue;

El acamarse las mieses

Por una racha de lluvia

Sólo el tiempo invlertido

En marchitarse la rosa.

2 comentarios:

Oscar Grillo dijo...

Bravo!

Juan Álvaro dijo...

Gracias, Óscar. Es de un proyecto de libro que llevo a trompicones entre pañal y pañal, parque y parque...